¿Qué colchón me compro?


¿Qué colchón me compro? Esa fue la pregunta que llevábamos tiempo haciéndonos.  Nosotros tenemos “problemillas” con la espalda, lumbalgias, contracturas, etc…. y cosillas de esas. Desde siempre hemos dormido en colchones duritos, ya que en ellos descansábamos mejor.

 

El primer colchón que nos compramos, hace más de 20 años, era uno de los clásicos multielastic reforzados, que nos duró más de 10 años. Pero el problema llegó cuando hubo que cambiarlo.

 

En ese momento, en el mercado encontramos muchísimos tipos de colchón, de espuma, muelles, látex, etc… y con diferentes grados de firmeza. No sabíamos cuál comprar y no meter la pata. Pero si no te asesoran bien, lo más seguro que metas la pata y más de una vez. En nuestro caso, 2 colchones en 5 años ¡horroroso! porque con ninguno de ellos hemos dormido bien desde el primer día, y la espalda nos dolía más que nunca.

 

Y para el último, un poco desesperados, nos fuimos al Corte Ingles con la pregunta ¿Qué colchón me compro?.

 

La chica que nos atendió, se quedó un poco perpleja cuando le contamos nuestra experiencia. Entonces llegaron sus preguntas:

 

  • ¿Cómo duermes?

    • Si duermes boca arriba, en posición supina, sobre la espalda, debes escoger colchones duros.

    • Si duerme de lado, te puede convenir un colchón de menor firmeza, que permita al hombro hundirse levemente, hasta encontrar una posición cómoda.

  • ¿Cuánto pesas?

    • Si pesas bastante, necesitarás colchones firmes, que ofrezcan buena sujeción. En un colchón blando te hundirías en exceso.

    • Las personas más ligeras necesitan también colchones de mayor flexibilidad, que se adapten a su forma para repartir mejor el peso.

  • ¿Te mueves mucho?

    • Si te mueves mucho mientras duermes te conviene un colchón algo más duro que te permita girarte sin esfuerzo. En un colchón blando te hundirías demasiado, y te costaría girar, lo que resulta incómodo.

  • ¿Pasas calor?

    • Si pasas calor, sudas con facilidad o vives en un lugar cálido, los colchones de muelles pueden convenirte más, pues se ventilan mejor y son más frescos.

    • Si eres friolero o vives en un lugar frío, los modelos de espuma, de látex o de material viscoelástico guardan más el calor.

 

Dos horas!!! dos, estuvimos probando y descartando colchones. Al final cada uno quería una firmeza distinta, pero nuestra cama es de 135 cm y no podíamos poner dos camas.

 

Pero si tuvimos una solución. El colchón Magister Sofía, colchón firme de espumaciones técnicas y viscoelástica, acolchado Air soft y con dos zonas independientes de firmeza.

 

colchon _ciberrubia1

 

colchon _ciberrubia2

 

colchon _ciberrubia3

 

colchon _ciberrubia4

 

Por fin dormimos, pero sobre todo descansamos!!!!! ¿El precio? es mejor esperar a rebajas u otros descuentos, por que el colchón es caro, por lo menos para nosotros, pero merece la pena, llevamos con el casi un año y estamos encantados.